ENTRE RÍOS

- NOTICIAS -

Que dijo el rugbier Argentino que le regaló una banana podrida a un jugador africano

Facebook
Twitter
WhatsApp

“Soy un estúpido”, dijo Ivan Nemer, el rugbier argentino que recibió una durísima sanción por un vergonzante acto de racismo con su compañero Cherif Traorè, a quien le regaló una banana podrida durante el juego del amigo invisible que su club, el Benetton Rugby de Italia, propuso para la Navidad.

Así, el rugby argentino vuelve a estar en la escena por un terrible acto que fue severamente castigado y no podrá jugar hasta el 30 de junio de 2023.

La sanción fue impuesta por el Tribunal Federal, tras la solicitud de acusación del Fiscal Federal y en cumplimiento de las Regulaciones de Justicia FIR y la Regla 18 de World Rugby, sobre la base de las investigaciones realizadas en relación con lo ocurrido durante un almuerzo organizado por atletas de Benetton Rugby el 20 de diciembre y anunciado públicamente a través de las redes sociales por el compañero de equipo de Ivan Nemer, Cherif Traorè, y la posterior solicitud de un acuerdo de culpabilidad.

TE RECOMENDAMOS  Detuvieron en Miami a Ramón Jerusún, Presidente de la Federación Colombiana de Fútbol

Al definir la sanción, el Tribunal Federal, al aceptar la solicitud, tuvo en cuenta el deseo de Nemer de hablar sobre lo ocurrido, asumir su responsabilidad y mostrarse arrepentido. El argentino que decidió representar al seleccionado de Italia (que en el marco de la sanción lo castigó con 11 partidos de inhabilitación) dijo sentirse avergonzado por su comportamiento y pidió perdón a la franquicia Benetton Rugby, al rugby italiano y al Juego en general.

La sanción ocurrió después que el guineano Cherif Traoré hizo público que recibió “una banana podrida” como regalo en el conocido juego del “amigo invisible” que realizó el club al que pertenecen, Benetton Rugby, durante la celebración de Navidad.

TE RECOMENDAMOS  Rescataron a una mujer Argentina víctima de trata en Bolivia

Traoré relató la situación en sus redes sociales: “Cuando me tocó a mí, dentro de mi regalo encontré una banana podrida, en una bolsa mojada. Aparte de encontrar ofensivo el gesto, lo que más me dolió fue ver reír a la mayoría de mis compañeros presentes. Como si todo fuera normal”.

“En este amigo invisible había muchachos de distintos orígenes. Decidí no callarme esta vez para asegurarme de que incidentes como ese no ocurran y de que otras personas no se encuentren en mi situación en el futuro. Y esperando que el agresor aprendiera la lección”, agregó la víctima.

TE RECOMENDAMOS  Detuvieron en Miami a Ramón Jerusún, Presidente de la Federación Colombiana de Fútbol
Que te pareció la publicación?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

ÚLTIMAS NOTICIAS

Abrir chat
Chatea con nosotros.
Hola 👋
En que podemos ayudarte.